Cómo descubrir tu vocación profesional

Posted by Carreras Universidad Cuauhtemoc on 28/09/20 04:23 PM

ucq_cómodescubrirtuvocaciónprofesional_lic.jpg

 

La vocación te impulsa a emprender una carrera o profesión; dice mucho sobre quién eres y lo que te hace feliz ya que se basa en tus intereses, aptitudes y gustos.

Es normal que muchas personas tengan dudas acerca de su verdadera vocación cuando se encuentran reflexionando sobre qué carrera van a estudiar o comienzan a cursar.

Elegir una carrera que te garantice el éxito profesional y que vaya acorde con tus aptitudes y habilidades es una tarea que requiere de mucha reflexión.

Tomarte el tiempo para hacer un examen introspectivo te puede ayudar a identificar las carreras que más se ajustan a tu personalidad.

Conoce a continuación cómo descubrir tu vocación profesional:

 

ucq_cómodescubrirtuvocaciónprofesional_lic.1.jpg

Concéntrate en el presente

No pienses tanto en lo que ocurrirá en el futuro. Por lo que deberías realmente preocuparte es por tu presente.

El presente es lo único sobre lo que tienes un poco de control. Olvídate de hacer proyecciones y comienza a trabajar en el ahora.

¿Qué es lo que te gustaría estar haciendo? ¿Qué te interesa en este preciso momento? Eso es en lo que tienes que invertir tus esfuerzos. ¡Actúa inmediatamente!

Busca un problema que puedas resolver

Piensa en un problema que tengas actualmente. Una excelente forma de identificar tu vocación es buscando un remedio.

Procura hacer algo útil y empezar a sentir que lo que estás haciendo tiene un motivo o finalidad. Así, la motivación se vuelve un eje inspirador para hacer que las cosas funcionen.

 

 

ucq_cómodescubrirtuvocaciónprofesional_lic.2.jpg

 

Olvídate de los planes

Trata de no hacer previsiones a largo plazo. No conseguirás hacer nada de lo que te has propuesto al planear demasiado y ser rígido en esos planes. Ten en cuenta que el mundo no se puede controlar al 100%.

Tienes que entender la diferencia entre planes y objetivos. Creer y tener objetivos o metas es fundamental para conseguirlas. Pero esto es distinto a tener expectativas o ilusiones.

Tener objetivos generales es ideal. Piensa en una meta a largo plazo y define pequeños planes o intenciones mensuales y semanales.

Cuanto más generales sean esas intenciones, más flexibles deben ser. Es decir, estar consciente de que hay aspectos en tu vida que no puedes controlar.

En caso de que te consideres flexible, créenos que no tendrás decepciones ni estrés por no estar cumpliendo con tus planes iniciales. Recuerda que todo puede cambiar de la noche a la mañana, es la única certeza.

Al no tener problemas para volver atrás, te será muy sencillo recuperarte y ser más eficiente.

No trabajes por el sueño de otro

El ofrecer tu tiempo a cambio de dinero para hacer algo que no te apasiona o incluso puedes llegar a odiar, te llevará (tarde o temprano) a un bucle y te será muy difícil salir de él.

Una buena metáfora es la conocida rueda del hámster: giras y giras para conseguir un propósito concreto, pero nunca consigues salir de ella con éxito.

Al encontrarte ocupado trabajando por el sueño de otra persona, no tendrás tiempo para el tuyo o, simplemente, no te darás cuenta de las oportunidades que se te presentan.

Cuando menos lo imagines, aparecerán las oportunidades que estabas esperando y el panorama será muy distinto.

 

 

Nueva llamada a la acción

 

Reflexiona sobre qué te gustaba hace unos años

Piensa en qué te gustaba pasar las tardes completas cuando eras niño. ¿Cuál era esa pasión infantil? ¿En qué te divertías y pasaban las horas sin darte cuenta?

¡Haz lo que salga directamente de tu alma, con una energía pura y sin pensar en lo que dirán los demás!

Escribe en una hoja esos sueños que tenías en el pasado y reflexiona sobre ellos. Haz un viaje a tu niñez, revive con fotografías antiguas y vuelve a practicar lo que tanto te apasionó alguna vez.

Nada es para siempre

Recuerda que todo lo que comienza, acaba. Los ciclos naturales son constantes, tienen inicio y fin.

Tu vocación profesional de hoy puede ser muy diferente a la que va a ser en un futuro. Debes concentrar tus energías en el presente y no en lo que pasará dentro de los años.

Evoluciona y acepta que tu pasión puede cambiar. No te obsesiones y abraza la situación tal y como es. Debes disfrutar y evolucionar el camino que tienes que recorrer.

 

 

ucq_cómodescubrirtuvocaciónprofesional_lic.3.jpg

 

Actúa sin miedo

Pensar en todo lo malo que puede ocurrir te provocará miedo y entonces serás incapaz de pensar con claridad.

La búsqueda de tu vocación profesional implica liberar tu mente y comenzar a pensar sin interferencias ni temores. El miedo paraliza y no deja fluir tu verdadera vocación.

Las personas más exitosas son aquellas que confían en sí mismas, incluso cuando otras dudan del valor de sus ideas.

Confiar en lo que te hace sentir realizado es un gran paso para encontrar tu verdadera vocación.

Analiza antes de invertir dinero

El tiempo es mucho más barato que invertir dinero en algo equivocado.

¿Quieres tener éxito? Trabaja sobre el papel todas las ideas antes de invertir cualquier cantidad de dinero.

Un buen análisis puede llevarte a otras ideas que te den mejores resultados. Cuando ya sepas qué te gusta, puedes hacer las primeras pruebas y empezar a invertir dinero.

La vocación exige tiempo para encontrarse, formarse y trabajarse.

Haz lo que te inspire 

Ser valiente y no tener miedo al qué dirán, te ayudará a encontrar tu vocación profesional.

 

ucq_cómodescubrirtuvocaciónprofesional_lic.4.jpg

 

Ahora que ya sabes cómo descubrir tu vocación profesional, te invitamos a poner en práctica estos puntos para que des un gran paso en tu vida.

Sumérgete en la lectura del artículo: Creo que elegí la carrera equivocada, ¿qué puedo hacer?

Contacta a uno de nuestros asesores para que conozcas más de la Universidad Cuauhtémoc, el lugar para convertirte en un Guerrero.

 

Nuevo llamado a la acción

 

Fuente

https://gananci.org/vocacion-profesional/ 

 

 

 

 

Topics: Descubrir vocación, Vocación, Vocación profesional