Inteligencia emocional en las clases virtuales

Posted by Carreras Universidad Cuauhtémoc on 17/11/20 06:39 AM

ucq_inteligenciaemocionalenlasclasesvirtuales_lic.jpg

 

La inteligencia emocional es la habilidad para percibir, asimilar, comprender y regular las propias emociones y las de los demás.

El manejo de las emociones es trascendental tanto en la vida diaria como en la formación académica.

En la educación, el manejo adecuado de las emociones ayuda a establecer el conocimiento, el aprendizaje, la enseñanza y la comprensión de los temas que se tratan en las clases presenciales y virtuales.

Hoy en día, es importante el manejo de la inteligencia emocional en la educación en línea, ya que el alumno es socialmente más activo.

A continuación, te presentamos algunos consejos que te ayudarán a desarrollar una sana inteligencia emocional en las clases virtuales:

Conecta con tus emociones. – Las emociones no se pueden eliminar, por lo que debes tener la capacidad de conectar con ellas y de entender cómo influyen en ti o tu entorno.

Reconoce y nombra. – Haz esto con las distintas emociones (solo hay cuatro básicas: alegría, tristeza, enfado y miedo, las cuales dan lugar a otras). Los nombres que les pongas te ayudarán a entender cómo te sientes.

Realiza ejercicios prácticos para desarrollar la empatía con tus compañeros de clase y fomentar la apertura al diálogo. Sobre todo, no olvides tratar a los demás como te gustaría ser tratado.

Expresa tus emociones de forma asertiva. – Una vez que sepas cómo identificar y poner nombre a tus emociones, el siguiente paso es aprender a expresarlas sin efectos adversos mediante la asertividad, que consiste en conocer los propios derechos y defenderlos, respetando a los demás.

 

ucq_inteligenciaemocionalenlasclasesvirtuales_lic.1.jpg

 

Analiza tu lenguaje corporal. – ¿Te cuesta identificar tus emociones? Fíjate en tu lenguaje corporal; te dará muchas pistas de lo que está ocurriendo en tu interior.

Debes saber que las emociones también provocan manifestaciones fisiológicas automáticas. Por ejemplo: rubor cuando te enfadas o presión en el pecho en el momento en que estás triste.

Controla lo que piensas para controlar tu comportamiento. Siempre ten presente que los sentimientos son el resultado de la emoción y de lo que piensas sobre esa emoción. No puedes evitar la emoción, pero sí puedes modificar tus pensamientos al respecto.

Te recomendamos las siguientes técnicas, que te ayudarán:

  • Refréscate la cara con agua muy fría e intenta que te dé el aire.
  • Evita las bebidas con cafeína.
  • Haz ejercicio constantemente.
  • Duerme lo necesario.

Resalta los aspectos positivos. – Resalta los aspectos positivos por encima de los negativos y los objetivos alcanzados antes que las dificultades experimentadas.

 

ucq_inteligenciaemocionalenlasclasesvirtuales_lic.2.jpg

 

Comprende el porqué de los demás. – El buscar el porqué de las reacciones también te ayudará a entender a las personas. Cuando te acostumbres a hacerlo te costará enojarte con la gente porque entenderás que casi todos tienen motivos para hacer lo que hace.

Lleva un diario emocional. – Apuntar en una libreta tus sentimientos diarios es otro método que te permitirá mejorar tu inteligencia emocional de forma constante.

Según los expertos, escribir tus emociones en una libreta reduce la actividad de la amígdala, responsable de la intensidad emocional.

Sigue el ejemplo. – El profesor es tu referente, así es que fija tu atención en sus enseñanzas o en su caso pide su consejo para poder canalizar tus emociones ante determinadas circunstancias.

 

 

Nueva llamada a la acción

 

Optimismo y autoestima. – Felicítate a ti mismo o a tus compañeros cada vez que enfrenten una emoción negativa de manera adecuada. Esto te ayudará a desarrollar tu optimismo y autoestima.

No juzgues la forma en que te sientes. – No luches contra tus emociones negativas. Entiéndelas y obtén toda la información posible para enfrentarte al reto del que te están alertando.

Tus emociones no son algo bueno o malo, sino una fuente de información que te ayudará a ser más consciente de ti mismo.

Juicio crítico. – Comenta en clase temas variados (relacionados con las lecciones) para entender la realidad y desarrollar un juicio crítico.

Soluciona los conflictos de la mejor manera. – La forma adecuada de solucionarlos es conversando, sin agredir física y verbalmente a la otra persona.

Puedes demostrarles a tus compañeros que su influencia personal puede servir para inspirar a otros a comunicar lo que sienten.

 

 

ucq_inteligenciaemocionalenlasclasesvirtuales_lic.3.jpg

 

Límites saludables. – Acepta con firmeza cuando cometas una acción negativa.

Ambiente emocional positivo. – Aprende a pedir perdón a los demás y a perdonarte. Esto fomentará un ambiente emocional positivo y una buena atmósfera en tu aula virtual.

Automotívate. – Motívate y motiva a otras personas para llevar a cabo acciones o tareas que están íntimamente ligadas al optimismo y autoestima; te aseguramos que te sentirás muy bien al aplicar esto constantemente.

Te invitamos a ver el siguiente video, en el cual la Mtra. Natalia Silva habla sobre la inteligencia emocional en las clases virtuales:

 

 

 

 

Estos consejos te ayudarán a desarrollar y fortalecer tu inteligencia emocional en las clases virtuales. Evita centrarte en todo a la vez; primero céntrate en una única cosa y conviértela en algo práctico.

Te recomendamos los siguientes artículos:

¿Te gustaría leer más artículos de la Universidad Cuauhtémoc Querétaro? ¡No esperes más y da click en el siguiente enlace!

 

Nueva llamada a la acción

 

Fuentes 

file:///C:/Users/Ismael/Downloads/1275-Texto%20del%20art%C3%ADculo-8194-1-10-20190503.pdf

https://habilidadsocial.com/como-desarrollar-la-inteligencia-emocional/

 

 

 

Topics: Educación en línea, Inteligencia emocional, Clases virtuales